miércoles, 12 de marzo de 2008

La Nueva Troya

Alejandro Dumas­
Marea Editorial – Ensayo, 157 páginas. Precio aproximado: 35 pesos.
­

Alejandro Dumas (1802-1870) escribió más de doscientas novelas, veinticinco obras de teatro y diez volúmenes de memorias. Nunca visitó el Plata, sin embargo una de sus creaciones más exóticas e idealistas nos injuria con estilo exquisito. La rubrica reza así: “un escritor al servicio de Montevideo y adversario de Rosas”.

La Nueva Troya es una gema que no merecía el olvido. Un sello flamante, por fortuna, decidió rescatarla del olvido y la ofrece con una presentación original y meritoria. La única edición impresa en Buenos Aires se remontaba a 1961, no estaba completa y se halla -como atestigua el postscriptum- casi extinguida. El fanático del pasado, el amante de la buena literatura, el aficionado a las curiosidades no debería pasarla por alto. La reconstrucción histórica que traza Dumas con el buril exagerado del maniqueísmo romántico resulta encantadora. Hasta sus errores lucen interesantes.

En 1850, el celebérrimo Dumas, conmovido por la suerte de los montevideanos (la mitad, por entonces, eran ciudadanos franceses), accedió a despachar un panfleto magnífico contra Juan Manuel de Rosas, que en 1850 sitiaba una urbe donde tantos de sus adversarios pudieron encontrar cobijo. La semblanza del Restaurador no difiere demasiado de la que ayer leíamos de Idi Amín. Lo que no se le ocurrió ni a Nerón ni a Domiciano, él lo había ejecutado.

El gaucho es el bohemio del Nuevo Mundo... La República Oriental fue en su día el terror de la Federación; Montevideo, defendida por titanes dignos de la Antigüedad, conforma la esperanza de la civilización... Echeverría es el Lamartine del Plata; el general Paz, el Fabius americano...”. ¿Cómo no disfrutar esta desmesura esmaltada con un ingenio tan filoso?­

Guillermo Belcore­

CALIFICACION: Bueno­

1 comentario:

gabriel sordi (gsordi@gmail.com) dijo...

grato, guillermo, pela informação contida neste blog, de que a obra "la nueva troya" foi primeiramente editada em 1850 - não havia encontrado essa data em nenhum outro local...

atualmente estudo o caudilho josé artigas, e preciso comentar, na minha dissertação de mestrado, as depreciações feitas por dumas nessa sua obra...

achei muito bom, também, seu "decálogo do bom crítico"... sou cristão e tento seguir o decálogo mais famoso, mas esse seu é digno de ser meditado também...

e me desculpe não escrever em espanhol, não me arrisco...

abraços!